jueves, 26 de octubre de 2006

ARTE EFIMERO EN LA CIUDAD


Madrid. Barrio de Camberí. En un solar en el que próximamente se edificará alguien ha creado un inmenso mural con fecha de caducidad. En cuanto se edifique en ese solar el mural desaparecerá. A los valores artísticos hay que añadir, pues, esta nuevo parámetro para su valoración. En la otra foto, atarceder en el mismo barrio. Este espectáculo se nos da todas las tardes.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿alguien? pues no es sencillo pintar esas imágenes de esas dimensiones sin que nadie se dé cuenta. Y encima no parece que ha firmado la obra. Si es cierto, aun quedan gentes en las que prevalece su amor al arte sobre su ego personal.

Anónimo dijo...

Esas miradas dan que pensar. ¿se amarán? en todo caso es un amor con los días contados hasta que el constructor de turno rompa sus corazones.

Paco dijo...

Por supuesto que alguien se habra dado cuenta de que estaban pintando. Incluso, lógicamente, habran pedido permiso. Prometo investigar mas el tema.
El segundo comentario me habria gustado firmarlo a mi. Gracias.

Anónimo dijo...

Es curiosa, sí
La conozco desde hace unos meses. Y sorprende que persita con la lluvia.
Saludos y enhorabuena por tu blog.